Apoyo a mujeres que afrontan una separación de pareja

Un alto porcentaje de mis clientes desde hace 10 años son mujeres que están atravesando por una separación de pareja. La experiencia me ha permitido comprobar la utilidad tienen las herramientas de la psicología budista para aportar serenidad, paz, felicidad y amor propio a los tránsitos de una separación.

Puedes ver testimonios de personas que han hecho procesos conmigo haciendo click aquí. 

Un alto porcentaje de las personas que atiendo en mi consulta, son mujeres que me han buscado con el deseo de encontrar más herramientas para afrontar una ruptura de pareja. Algunas vienen porque desean salir de una relación tóxica pero no lo consiguen, otras porque la relación ya se ha roto, sea por decisión suya o  de su pareja.

Para muchas mujeres, la ruptura de una relación en la que habían invertido y construido, significa el replanteamiento de muchas cosas y sobre todo, una dosis importante de sufrimiento en diferentes formas: Tristeza, rabia, miedo, frustración, sentimientos de minusvalía e incompetencia, incertidumbre, dificultad para perdonar, ansiedad, desconexión con lo placentero de la vida, desesperación, necesidad de control, pensamientos obsesivos –entre los cuales muchas fantasías de que las cosas sean o hayan sido diferentes-, dudas profundas sobre la propia capacidad de elegir bien o de amar bien, cuestionamientos sobre la viabilidad de lo que a ellas les gustaría vivir como pareja, repaso continuo de las cosas perdidas e imaginación cíclica de cómo serán los encuentros casuales o planeados con el/la ex… en fin, son un sinnúmero de manifestaciones emocionales y mentales del dolor las que saboreamos tras una ruptura. Hablamos de un tipo de duelo con unas características particulares, que pueden ser diferentes según las circunstancias (el apoyo con el que se cuente, si hay hijos o no, si hay divorcio de por medio, la duración de la relación, las condiciones de la ruptura, entre muchas otras).

Es muy extraño encontrar mujeres que no hayan enfrentado la pérdida de una relación. Yo misma lo he experimentado varias veces y de diferentes formas, viviendo cada vez un escenario diferente y reconociendo en mí misma muchos de los elementos que veo en mis pacientes. Por eso también puedo relacionarme con las circunstancias de cada una desde un máximo respeto, porque sé que cada vivencia del duelo es única. Desde el momento en que abrí mi consulta en Barcelona hace ya años, comencé a recibir mujeres que estaban afrontando  rupturas con sus parejas y ello me ha llevado a acumular una importante experiencia, como también me incita a pensar en ayudar con la sistematización de posibilidades estratégicas útiles para recorrer tales situaciones.  La vida me especializó en ello y ha sido un regalo.

Hasta la fecha he ayudado satisfactoriamente a numerosas mujeres a atravesar por los particulares de su ruptura, y en los últimos años he comprobado la gran utilidad que tienen las herramientas de la psicología budista para aportar serenidad, paz, felicidad y amor propio a los tránsitos de una separación. Sé por experiencia propia  de las clientes que han pasado por mi cuidado, que en el proceso de superar una ruptura es indispensable vivir la experiencia y permitirse el dolor y su comprensión, labores que se facilitan mucho si se cuenta con buen apoyo personal y/o profesional. De igual manera, también he constatado que un tránsito pleno puede traerte experiencias maravillosas, divertidas, de profundo autoconocimiento y sobre todo, de gran crecimiento.

He tenido la fortuna de haber ayudado a muchas personas en mi consulta. Esto dicen de su experiencia conmigo:

Mi experiencia con Laura desde el inicio ha sido muy enriquecedora.
Puedo asegurar que gracias a ella y al trabajo que hemos hecho juntas a través de este tiempo he crecido muchísimo en varios aspectos mi vida que incluso jamás pensé que podría cambiar.
Definitivamente ir con ella a terapia marcó un antes y un después en mi vida, ha sido un proceso muy bonito, lleno de aprendizajes, lleno de retos, pero sobre todo, lleno de satisfacciones.

Diana Palafox, Diseñadora

Lo que más destacaría de las sesiones con Laura sería la sensación de estar muy acompañada… y a la vez sentir que el proceso es muy de uno mismo y no hay dependencia con el terapeuta. Esta sensación me pareció profundamente sana. I.B. Emprendedora

“Buscaba un espacio en donde poder crecer sin límites y en libertad, donde reencontrame con mi esencia, en sesiones atemporales no limitadas por las cuatro paredes, por las creencias personales y los estereotipos psicológicos, con alguien sabia, paciente y generosa y con una visión global. Alguien, por encima de todo, con un gran trabajo interior que se sigue haciendo a sí misma de manera muy creativa. Una artista del crecimiento interior” E.L. Bibliotecaria y profesora

Laura tiene un gran repertorio de herramientas para acompañar a cada persona en su proceso. En cada sesión con ella sentía que era capaz de hacer un poco más de luz sobre mi misma. Gracias a ella aprendí técnicas prácticas para enfocar cuestiones personales que sigo aplicando con éxito desde entonces. Laura Freire, Artesana

La terapia de Laura es útil y divertida. Útil porque está enfocada a objetivos concretos: si uno divaga es porque quiere, ya que ella ve una meta en cada sesión. Y divertida, porque se vale de todo tipo de recursos, algunos de ellos especialmente creativos, que sirven de verdad para estimular y abrir la mente. I.J. Traductora

Llegué a su consulta con grandes ataques de ansiedad, y una sensación de desconcierto y desagrado con mi vida, fruto de llevar años perdida. Gracias a la terapia ya no sólo me conozco mejor, sino que siento que por primera vez en mi vida aquello que hago y aquello que quiero van de la mano. Laura me ha ayudado a desatarme de las cadenas a las que sentía que la sociedad y mis miedos me habían atado, y a sentirme libre, en paz y armonía con aquello que de verdad soy. Para mí ha sido más como un taller de crecimiento personal, totalmente provechoso, y me ha dado claves para seguir creciendo por mi cuenta, brindándome una autonomía que la mayoría de terapias convencionales no ofrecen.” S.T. Estudiante

Cuando por recomendación acudí a Laura me sentía tremendamente triste y con ansiedad, me costaba comer y conciliar el sueño… una noticia familiar inesperada hizo que todo se tambalease. El mundo se derrumbaba y sentía miedo al futuro. Ya desde el primer día con ella las cosas empezaron a cambiar y después de varias sesiones estoy genial. Laura, muchas gracias por tu profesionalidad y tu humanidad. J.U. Ingeniero

Laura me ofrece continuamente nuevos conocimientos y herramientas.
Desde que he empezado las sesiones con ella noto que avanzo y me desencallo de viejas rutinas muy enquistadas.
Siento que su mirada está llena de una sabiduría que me ayuda a recorrer mi camino.

P. Ros. Diseñadora

“No he vivido ni una revolución ni una revelación. Lo único que puedo decir es que ya no me siento solo para enfrentarme a mis defectos y fantasmas, y que ahora, por fin, parece algo más fácil. En los peores momentos de mis compulsiones o engaños, algo de Laura esta en mí para ayudarme a pasar la tormenta.” R.T. Geólogo